martes, mayo 04, 2010

LOS RICOS VINOS BÚLGAROS (Texto)

Fotomontaje: KarlFM
Imagen de las bodegas: www.winextour.com

Bulgaria, gran exportador de vinos durante la época comunista, ha reformado su viticultura con la ayuda de expertos franceses y alemanes, logrando vinos exquisitos y de bouquet único. En mis viajes a Bulgaria he podido catar esos sabores tan especiales, sobretodo los de la región de Melnik y el curioso Pelín ("Osmarski Pelin"), elaborado en una pequeña aldea búlgara llamada Osmar (el nombre tiene origén turco-árabe y significa "vid").

La tradición vinícola búlgara data de unos 4000 años, y algunas de sus reservas de vino están entre las mejores del mundo. De hecho el 3 de septiembre del 2003 se descubrió en Bulgaria un templo dedicado a Dionisio, dios del vino. El templo fue descubierto durante una búsqueda de la ciudad sagrada de Tracia, en Perperikon, un complejo único de una fortaleza, un palacio, áreas residenciales y centros de adoración, a 250 kilómetros al sudeste de Sofía. Los tracios vivieron en el área que ahora ocupa Bulgaria entre los 4.000 años AC aprox. hasta que fueron asimilados por los invasores eslavos y posteriormente con los protobúlgaros. Al igual que los antiguos griegos, los tracios adoraban el vino y la fertilidad, de la cual Dionisio era el dios en la mitología griega.

Las especies de vides más famosas vienen de Francia. Estas son el Cabernet Sauvignon (que es la uva más cultivada), el Merlot y el Pinot Noir para los vinos tintos; para los vinos blancos el Chardonnay, Sauvignon Blanc y el Pinot Blanc. Para las especies borgoñesas existen muchos nombres diferentes. La variedad autóctona es la “Pamid”, que es la más cultivada y se utiliza solo para añadidura. La uva blanca que predomina en Bulgaria es la “Rkatsiteli”.

Entre los mejores tipos de vino tinto seco podemos citar el Cabernet Sauvignon de Svishtov y de Oriajovitsa (Stara Zagora); el Pelín de Osmar (1), hecho con 29 hierbas, el Merlot de Stambolovo, el Mavrud de Assenovgrad, la Gamza de Novo Selo y los vinos tintos de Mélnik de sabor fuerte y persistente. Chardonnay es el vino blanco más apreciado de Bulgaria, especialmente el que se produce en las bovedas de Targovishte, Veliki Preslav y Euxinogrado y Slavyantsi (Sungurlare). Tambien son recomendables el Traminer (de origen austriaco, cuyo sabor es parecido a los célebres Rueda españoles) y el Muskat Otonel (de orígen francés).

Según http://www.bodegasyvinos.com/bulgaria "Bulgaria cuenta con 5 regiones vitivinícolas claramente diferenciadas a lo largo del territorio del país, como resultado de un decreto gubernamental del 13 de Julio de 1960. Cada una de estas regiones proporciona vinos de carácter diferente debido a las diversas condiciones climáticas y a las distintas características edafológicas. Esta diversidad de terruños es decisiva para que los vinos búlgaros tengan una riqueza de matices diferente en función de su lugar de procedencia". La misma página web clasifica las reghiones vinícolas de Bulgaria de la siguiente manera:

Región de la Llanura del Danubio
Es la región norte de producción de vinos en Bulgaria. Abarca la orilla sur del Danubio, así como las zonas centro y oeste de las llanuras de este río. El clima es continental templado, con veranos muy cálidos y un elevado número de horas de sol al año.

Región del Mar Negro
Se trata de la región este de producción vitivinícola búlgara. Aquí se sitúan alrededor del 30% de las viñas plantadas en el país. Se caracteriza por unos otoños largos y apacibles, lo que favorece la acumulación de azúcares en la uva y la elaboración de muy buenos vinos blancos. De hecho, es en la región del Mar Negro donde se concentra el 53% del viñedo destinado a la elaboración de vinos blancos de Bulgaria.

Región sub-balcánica (Valle de las Rosas)
El Valle de las Rosas está situado al sur de la región montañosa de los Balcanes. Aquí se sitúa también el Valle de Sungurlare, donde elabora sus vinos la bodega homónima. La zona es conocida principalmente por sus vinos blancos, tanto secos como con azúcar residual. Los vinos tintos elaborados en la región son más escasos.

Región del Valle Tracio
El valle del Tracio es zona de origen de una buena parte de los vinos tintos de Bulgaria. El clima es continental y con una buena distribución de precipitaciones en el área más baja, favorable para el cultivo de la vid. La región incluye igualmente la parte central del calle y una parte de la montaña Sakar. Son precisamente las formaciones montañosas balcánicas las que actúan de barrera para los fríos vientos procedentes de las llanuras rusas. Así, todo el valle recorrido por el río Maritsa disfruta de un clima de perfil más mediterráneo, con inviernos húmedos y suaves y veranos cálidos y secos.

Región del Valle del río Strouma
Esta zona abarca la parte suroeste de Bulgaria. La región del Valle del río Struma es pequeña en superficie, pero posee características climáticas muy particulares, con una fuerte influencia del mar mediterráneo procedente del sur.

(1) SOBRE EL VINO PELIN

Ningún otro pueblo, bodega, o zona vinícola puede elaborar este vino ya que es marca registrada. Es un caldo semi-seco, exiten "osmarski pelin" tinto y blanco. Su grado alcohólico es de unos 10-12% vol. Es un vino de aguja fina, un "híbrido" entre la cidra y el txakoli. Su sabor es agridulce, contiene carotina y vitaminas A, C, y K. Este vino se toma como digestivo, alivia dolores de cabeza, es un sedante, mejora el funcionamiento de los riñones y el higado, y según dicen aumenta la virilidad de los hombres.

El vino se elabora en toneles de 5.000 kg. Se rellenan dos tercios del volumen. En la base del recipiente se apilan en capas frutas (manzanas, membrillos, etc., unas 3 toneladas de frutas), hierbas aromaticas disecadas (la receta original incluye 30 hierbas!), y uvas de las siguientes variedades: bulgar (autóctona), dimiyat (autóctona), y Misket de Hamburgo. Son necesarios 45 días de reposo en los toneles para que esta mezcla explosiva se convierta en un sabroso "osmarski pelin".

Algunas de las 30 hierbas son: Artemisia Absinthium (Pelin), Achillea Millefofium, Hypericum Perforatum, Matricaria Chamomilla (manzanilla), Mellisa Officinalis, Coriandrum Sativum, Thymus (regaliz), etc. "Osmarski Pelin" es pues un vino muy diferente, destinado a los buscadores de nuevas sensaciones.
Publicar un comentario