lunes, diciembre 23, 2013

CHESTITA KOLEDA - MERRY CHRISTMAS - FELICES FIESTAS


Para algunos las Navidades no son importantes, otros no la celebran o las detesta, todo es respetable.
Para mí son un símbolo entrañable, nada que ver con las creencias religiosas ni con la fiebre del consumo,
sino como la síntesis de la unión, de la familia, la ilusión de los niños, un paréntesis de sosiego
en el mar de las penas y los castigos de la sociedad.

El tiempo va matando los símbolos, la modernidad engulle las tradiciones en pos a frías posiciones que distancian cada vez más a los seres humanos. Es consecuencia del punto "geek" al que estamos sometidos.

Dentro de mi pequeña célula habitable, persisto en vivir la vida bajo el prisma de la fuerza, la ilusión y en el esfuerzo diario por mantener la cofradía equilibrada entre lo ancestral y las vanguardias.

Felices Fiestas a todos.

Ilustración creada y diseñada por: Carlos Flaqué Monllonch.-

viernes, octubre 04, 2013

THIS IS BULGARIA

http://www.youtube.com/watch?v=CcyWiNAnNiI

EL ARTE DE PONER LA MESA SEGÚN LA TRADICIÓN BULGARA

   
Uno de los logros más antiguos de la civilización es el compartimiento de la comida y el ofrecimiento de ésta con veneración y gratitud. Los más antiguos monumentos de la cultura material están asociados al lugar en que se reunía toda la familia para comer. Así es en la tradición de todos los pueblos.

¿Cómo solían servir la comida los búlgaros de antaño en los días hábiles y en los festivos? La mesa, común y corriente, hecha de madera y denominada con diversos vocablos en la tradición búlgara, era elemento obligado del moblaje de todo hogar, por muy pobre que fuera. A la mesa se sentaban todos juntos. En los meses de invierno lo hacían varias veces al día y, en primavera y verano, época de intensas faenas agrícolas, lo hacían una sola vez, al atardecer. Nadie comenzaba a comer antes de que el hombre mayor de la familia bendijera el pan y lo partiera. Era un rito obligado, incluso en el día a día. Antes de empezar a comer todos se persignaban. Lo hacían también en cuanto era levantada la mesa. Incluso cuando en primavera o verano comían a la sombra de un árbol en proximidad al sembradío o del huerto, nuestros ancestros acataban rigurosamente esta regla. 

Las normas de buen comportamiento mandaban que todos esperaran hasta que las mujeres de la familia recogieran la vajilla, los cubiertos y los restos de la comida. Luego movían la mesa al rincón más cercano y colocaban debajo de ella las sillas de tres patas utilizadas antaño por los comensales. Sobre la mesa debía quedar únicamente el pan porque según una creencia tradicional, de quedarse sin pan sobre ella, la mesa lloraría y su llanto traería pobreza a ese hogar. Habitualmente, los niños comían aparte de los mayores, sobre una mesita baja. En el pasado esto valía también de las mujeres, sobre todo las más jóvenes. Suya era la tarea de preparar la comida y cuidar del comportamiento de los pequeños. Según la “etiqueta” tradicional, era un pecado hablar durante la comida, lo mismo que reír. Si alguien empezaba a cantar estando sentado a la mesa, le advertían “Calla, que te casarán con un gitano o una gitana”. Esta prohibición era válida durante la mayoría de las festividades tradicionales.

Los días domingo antes de la Cuaresma, en las ferias populares, en las fiestas de boda, en los bautismos y en los días de homenaje a los muertos la mesa no se levantaba. Las buenas amas de casa preparaban gran cantidad de manjares para recibir a visitantes esperados e inesperados. La comida debía alcanzar para todos. Durante el festín era permitido abandonar la mesa porque de lo contrario, ¿cómo podrían alimentarse todos los parientes, consuegros, primos, etc., que habían venido de visita con toda su familia? Habiéndose saciado, cada comensal se levantaba de la mesa para ceder su sitio al siguiente comensal.



En la tradición búlgara la mesa festiva es calificada de dichosa, honesta, dorada, abundante. En la noción tradicional, en los festines los comensales se sentaban en sillas cubiertas de oro. Según Marín Marinov, uno de los primeros etnógrafos búlgaros, las meses festivas “con seis filas de sillas a su alrededor” eran las que se solían servir en las grandes fiestas de los aristócratas. Al ofrecer un banquete, los soberanos búlgaros o los aristócratas montaban mesas con seis y más filas de sillas.



También hoy en muchos sitios en Bulgaria se suelen hacer las llamadas “mesas comunes”. En determinadas fechas festivas, especialmente cuando se sacrificaban animales, la gente se reunía al aire libre. Las más de las veces lo hacían en proximidad a una antigua iglesia o monasterio o a la sombra de algún árbol secular al pie del cual se sacrificaba el animal. La mesa se servía sobre paños especiales tendidos en la tierra o sobre la hierba. En muchos sitios, la tradición manda servir la mesa festiva en Navidad en el suelo, sobre un paño o mantel multicolor. Cabe añadir que antaño los paños y manteles para las fiestas de bodas solían tenderse en el césped de un claro o en el prado destinado a acoger las celebraciones familiares y las prácticas de ritos sagrados. 

Texto Original: Albena Bézovska.
Versión en español por Raina Petkova.
© Fotos: BTA

jueves, julio 25, 2013

DOBRI DOBREV, EL MENDIGO DE BULGARIA QUE DONÓ 40.000 EUROS



      Se llama Dobri Dobrev pero se le conoce por muchos nombres, el santo, el ermitaño, el asceta, el ángel, el extraño divino, el viajero del pasado, el mendigo... es un hombre búlgaro de 98 años que perdió la audición en los bombardeos de Sofia durante la Segunda Guerra Mundial. Nadie sabe por qué pero en el año 2.ooo  decidió abandonar las cosas materiales para refugiarse en lo espiritual.

      Ataviado con ropas y zapatos que el mismo se confecciona, camina todos los días más de 10 kilómetros desde la aldea donde vive hasta Sofia, capital de Bulgaria, donde pasa el día pidiendo dinero a los transeúntes que circulan por la zona de Graf Ignatiev, la iglesia Sveti Sedmochislenici y la catedral de Alexander Nevski. Hace poco se descubrió que que había donado 80.000 levas (40.000 euros)  para la restauración de los monasterios búlgaros que están en estado de descomposición y para pagar parte de las facturas de los servicios públicos (agua y luz) de los orfanatos del país, sin embargo, el vive de la pensión mensual que le ofrece el Estado que asciende a 80 euros al mes.




      Nació el 20 de julio de 1914 en Bailovo. Su padre murió en la Primera Guerra Mundial. Se casó en 1940, tuvo cuatro hijos (dos murieron). Actualmente vive en un pequeño lugar dentro la iglesia Sv. Kiril i Metodii, en Bailovo. Le cuida una de sus hijas. Está considerado uno de los donantes mas grandes de Bulgaria. Le llaman el Santo de Bailovo.

      Lo más probable es que las buenas obras de Dobri seguirán siendo un secreto. La gente dice que ha ayudado a muchas personas sin embargo él no quiere hablar de ello. Las personas que menos tienen son las que más dan. Su más preciado tesoro es la bondad y la humanidad que emana su ser hacer. him.The del hombre que no toma moneyWe no saben mucho acerca de la vida del élder Dobry. Él no quiere fama y no quiere dar a conocer detalles de su vida cotidiana. Es suficiente para que la gente sepa que él es una buena persona que recoge el dinero y lo dona a las iglesias y monasterios búlgaros. Él no cree que su vida personal sea más importante que los asuntos públicos. Prefiere dormir en el suelo y no quiere usar las instalaciones de la civilización moderna. En la mesa de su modesta habitación sólo hay un trozo de pan y un tomate, suficiente para sobrevivir un día más. El es un hombre de gran corazón.

KarlFM.-



miércoles, julio 03, 2013

LOS NIÑOS ABANDONADOS DE BULGARIA


A medida que avanzamos en el tiempo, el mundo debería mejorar en todos los sentidos, sin embargo, cuesta comprender como la historia de la Humanidad es un cúmulo de sufrimiento para muchos seres vivos. El progreso ha facilitado muchas conquistas pero se ha olvidado de esa parte oscura que vive como una sombra paralela en nuestras culturas. Los abusos a niños y personas ha ocurrido siempre, en todas las épocas y países del mundo, una realidad que sigue ocurriendo mientras otra vive ajena a este drama. Esto no significa que haya países malos, grandes avances y proyectos se desarrollan para ayudar a los niños con problemas. Son ciertas personas e ideologías quienes manchan la Humanidad no el conjunto de un país.

Kate Blewett y su equipo de la BBC viajaron a un pueblo de Bulgaria llamado Mogilino. Allí se encuentra la  Mogilino Social Care Home, un hospicio para niños con discapacidades y malformaciones de todo tipo que fueron abandonados por sus padres. El lugar alberga a 75 niños.

Kate Blewett

Estos niños llevan años postrados en una cama, muchos no caminan porque nunca nadie les tendió la mano para levantarse de la misma; no hablan porque nunca nadie se molestó en dirigirles la palabra; no leen, ni escriben, pues nadie les ha ayudado a desarrollar sus facultades mentales; se arrastran por el suelo, sus huesos están descalcificados debido al postramiento al que están sometidos; de noche les cierran bajo llave y sus “cuidadoras” se van tranquilamente a dormir. No reciben atención médica de ningún tipo.

A uno de los niños tuvieron que cortarle el dedo pulgar porque de tanto chupárselo se le gangrenó, ahora lleva el mismo camino con el pulgar de la otra mano. Una niña autista habla a la cámara, espera que su madre vaya a buscarla, le escribe cartas a diario, ella no sabe que su madre ha dado órdenes de que la mantengan lo más alejada posible, no quiere tener a su hija cerca.



Las condiciones del centro son inadmisibles, la falta de higiene, las condiciones de los alimentos e incluso la falta de profesionalidad, están acabando con la vida de estos niños, una vida que no es vida, considerando que la mayoría nunca han visto más allá de las ventanas de Mogilino Social Care Home. ¿Por qué estos niños viven bajo estas condiciones? Hablamos de Bulgaria, de Europa. En la actualidad, y gracias al trabajo que realizó Kate Blewett para BBC, algunas cosas en han cambiado en Mogilino Social Care Home; por ejemplo, ahora cuentan con una nutrición básica, ejercicio, terapia, mejores condiciones sanitarias, atención médica personalizada. La directora del centro dimitió y  ahora el centro es dirigido por dos representantes de UNICEF. el vídeo que es en inglés, no he encontrado nada en español al respecto aunque no hace falta saber inglés, desgraciadamente las imágenes hablan por sí solas. El vídeo es largo pero merece la pena, tristemente cosas como esta aún hoy día ocurren en Europa.

KarlFM


Agradecimientos a

lunes, mayo 13, 2013

BULGARIA EUROVISION 2013 ELITSA & STOYAN



El tándem Elitsa Todorova-Stoyan Yankoulov se conoció en 2000 en un festival de música búlgara celebrado en Canadá y comenzó a funcionar en 2003, combinando el canto popular búlgaro con un sistema percutivo que combina lo tradicional, el jazz y la improvisación en un estilo único, reforzado por la variedad de instrumentos de percusión que utilizan. Tras hacerse conocidísimos en su país tanto a dúo como en solitario, arrasaron en la final búlgara para Eurovisión en 2007, recibiendo cinco mil votos más que la suma de los once participantes restantes juntos.

En Eurovisión su enérgico tema, Voda (Agua, título que se tradujo al inglés como Water), quedó en quinta posición, la más alta conseguida por Bulgaria hasta el momento. Fue además la primera vez que se usaba el idioma búlgaro en el Festival. En Febrero de 2013 han sido designados de nuevo para representar al país balcánico en Malmö. Juntos han editado dos álbumes: Drumboy (2004), grabación de un proyecto musical que incluye una amalgama extensísima de ritmos e instrumentación de percusión en sinfonía con la voz, y Voda (2010), que incluye su tema eurovisivo. Han actuado además en numerosos países europeos, en muchas ocasiones ante sus jefes de estado y máximas autoridades, dando a conocer el patrimonio cultural búlgaro por todo el mundo.

Elitsa Todorova (Varna, 2 de septiembre de 1977) pasó seis años de su infancia en Africa (Sahara, Túnez y Libia), por trabajo de sus padres, Pavlinka Todorova (profesora de música) y Todor Todorov, chef cocinero. Desde pequeña aprendió piano y solfeo y estudió en la escuela de música Philip Koutev de Kotel, especializándose en la peculiar técnica vocal propia del folklore de su país. También estudió percusión en la escuela de música Dobri Hristov de Varna, graduándose en Sofia en la academia estatal de música P. Vladigerov.

Formó parte del mítico grupo El Misterio de las Voces Búlgaras y del coro filial Kosmicheski glasove ot Bŭlgariya (Voces cósmicas de Bulgaria), donde perfeccionó su técnica vocal y su conocimiento del repertorio. Además de su frecuente colaboración con Stoyan Yankoulov, ha trabajado con una larga lista de músicos tanto búlgaros como extranjeros, como Theodosii Spassov, Antonii Donchev, Vesselin Vesselinov, Michail Yossifov, Arabel Von Karajan, la Orquesta de la Radio Nacional Búlgara y un largo etcétera.

En 2011 diseñó un nuevo instrumento de percusión, el “tambor cósmico búlgaro”, que fue presentado en Berlín con motivo del Festival de cultura Global Music y que tocó durante la celebración de los juegos olímpicos de Londres en 2012. La lista de premios y galardones recibidos es interminable e incluye una estrella de oro en el paseo de la fama búlgaro, la distinción de Embajadora mundial de la música de Bulgaria, un premio de honor del parlamento búlgaro, un premio de la República de Austria por la difusión de la música búlgara en ese país, un premio Lira de cristal en la categoría de pop-rock, un premio MAD otorgado en Atenas al mejor vídeo por Voda, el Primer premio en el Festival Nacional de Varna de Música Folclórica, conseguido con sólo 18 años, y muchos más. Puedes consultar su página web:


Stoyan Yankoulov (Sofia, 10 de septiembre de 1966) comenzó a estudiar piano con sólo ocho años de edad, pero pronto empezó a interesarse por la percusión. Con sólo 10 años era el percusionista más joven de un grupo de metales de su ciudad, Elin Pelin. Tras graduarse en las escuela Lyubomir Pipkov y en la Academia estatal de música en Sofia, empezó a tocar como percusionista en distintos grupos de jazz, folk, rock y fusión, como Tact y Astronax, en la que estuvo siete años o la banda Zone C, creada en 1994. Después formó un duó con Theodosii Spassov (flauta Kaval), que se convirtió en el Fairy Tale Trio al unirse el saxofonista Anatoly Vapirov. Formó parte también de la Big band de la Radio estatal de Bulgaria y apareció en numerosos festivales de toda Europa y también Estados Unidos con sus distintos grupos y formaciones.

Ha trabajado con músicos como Bobby McFerrin, Okay Temiz, Kornel Horvat, Carlo Rizzo, Arabel Von Karajan y muchos otros. Su lista de galardones es tan extenso como el de su colega femenina, habiendo sido merecedor de una lira de cristal en la categoría de jazz en 2004, un premio de las Naciones Unidas por su contribución a la difusión de la música búlgara, premio de la asociación Phenomena y un largo etcétera.

Su discografía es también muy extensa, habiendo participado en discos de Anatoly Vapirov, Stefan Valdobrev, Theodosii Spasov, Vasil Parmakov Quartet, Balkan Horses Band, entre otros, así como sus propios grupos Zone C (tres álbumes de 1996 a 2001), Fairy Tale trío (tres álbumes), Zigzag trío, la Angel Zaberski big band Brazz Association, con la que acaba de editar High Voltage, su último trabajo, y, por supuesto, los discos con su partenaire Elitsa Todorova. Puedes consultar su página web

martes, enero 01, 2013

SITIOS TURÍSTICOS DE INTERÉS EN BULGARIA (1)



  1. La fortaleza de Tsari Mali Grad protegía los hallazgos de hierro cerca de Samokov
  2. El enigma de Perperikón
  3. El monasterio Aladzhá
  4. La cumbre de Vijren, el punto más alto en el monte Pirin
  5. Los museos de Historia Militar de Pleven: el museo panorámico “La Epopeya de Pleven”  
  6. La reserva arquitectónica e histórica “Antigua Plovdiv”
  7. El Templo Santísima Trinidad de Bansko
  8. El museo de la sal en Pomorie
  9. El Túmulo de Kazanlak: uno de los Cien Sitios de Interés Turístico Nacional
  10. El encanto de la reserva arquitectónica e histórica de Bozhentsi
  11. El Jinete de Mádara
  12. La iglesia de Boyana, patrimonio de la Humanidad 
NOTA: click en los links para acceder a la información. Click en el mapa para ampliar.

TRADICIONES Y USOS DEL AÑO NUEVO EN BULGARIA

 
La celebración del Año Nuevo está relacionada con diferentes usos y tradiciones típicos de cada país. Estos se materializan en los diversos ritos que acompañan la fiesta: la decoración de la mesa festiva, las comidas que se sirven, etc. ¿Qué es lo típico de la fiesta en las tierras búlgaras y hasta qué punto han sido conservadas las antiguas tradiciones nacionales para recibir el nuevo año? A estas y otras preguntas relacionadas con la fiesta contesta Vijra Báeva, etnóloga de la Academia de Ciencias de Bulgaria:

El Año Nuevo es un día importante en el calendario de los búlgaros, dice ella. Es una de las fiestas relacionadas con el nuevo inicio. Para el búlgaro contemporáneo éste inicio se materializa sólo en el Año Nuevo. Para nuestros ancestros este período se iniciaba en Ignazhden, el Día de San Ignacio de Antioquía cuando empezaba la transición del viejo al nuevo año. Según las creencias, entonces empezaron los dolores de la Virgen María. El joven Dios Jesucristo nació en Navidad , que es la segunda fiesta. La tercera fiesta de este nuevo inicio es precisamente el Año Nuevo que en Bulgaria es conocida como Vasílyovden, o día de Basilio, ya que en ese día se honra la memoria de San Basilio el Grande. El día se llama también “surva” porque en ese día recorren las casas los “survakari”, una tradición muy típica de nuestros ancestros, y también para nuestros contemporáneos que continúan respetándola.


La tradición de “survakane”, o sea, dar pequeños golpes en la espalda con una rama de cornejo, acompañando estos golpes con votos de salud y prosperidad, continúa practicándose, aunque ya no tiene un sentido ritual tan profundo. Es más bien una atracción y diversión para los niños. En realidad la idea de “survakane”, su sentido profundo es hacer algo como buena magia para tener salud y prosperidad durante todo el año. En esta magia participan la “survachka” (o sea, la rama de cornejo) como objeto ritual y las palabras que acompañan los golpes en la espalda, explica Vijra Báeva y añade. Es muy importante que la “survachka” esté elaborada de cornejo porque este es muy fuerte, flexible y resistente, y por otro lado, es el primer arbusto que florece en el nuevo año. Así que el cornejo es símbolo de salud, fuerza y fertilidad. Además, es importante la decoración con la que se adorna la “survachka”. Ésta está integrada sobre todo de frutas secas, símbolo de la fertilidad, y, por supuesto, los hilos de colores que simbolizan la salud y la abundancia. Por esto es importante cuando compramos “survachka” o cuando la hacemos en casa utilizar materiales naturales porque estos son portadores del simbolismo que se perdería si utilizáramos, por ejemplo adornos de plástico.

¿Qué se podría decir de la mesa tradicional de Año Nuevo de los búlgaros, cuales son las comidas más típicas que se sirven?


Las comidas que se sirven en Nochebuena son comidas sin carne, mientras que las comidas típicas de Nochevieja son obligatoriamente con carne, porque ya ha finalizado el periodo de la cuaresma y los que se sirve en la mesa simboliza la futura abundancia en la casa, dice Báeva. Antaño la tradición era que en la mesa de Nochevieja se sirva cabeza de cerdo, conservada del cerdo sacrificado para Navidad, o una comida preparada de las patas y la cabeza del cerdo. En realidad, este es el único caso cuando la carne de cerdo es utilizada como comida ritual. Habitualmente como carne ritual se utiliza la carne de ternera o de cordero. La carne de cerdo habitualmente se considera impura, pero en este caso concreto la cabeza de cerdo es una comida ritual. Hoy en día esta tradición se ha conservado sobre todo en los pueblos, donde la gente cría animales. En las ciudades la cabeza de cerdo es sustituida por chuletas. En Año Nuevo se prepara también una comida típica, llamada “kapama” que se elabora de carne de cerdo, carne de pollo, butifarra y col agria, cocidos en un recipiente hondo de barro. La otra comida importante es la “banitsa”, una pastel salado con queso búlgaro.

En la parte occidental de Bulgaria se organizan también juegos de carnaval. En ellos participan hombres jóvenes no casados que visten trajes típicos y recorren de manera ritual el poblado ahuyentando de esta manera las fuerzas malignas y haciendo diferentes ritos con el objetivo de atraer la fertilidad y la abundancia.


En algunas de las regiones de Bulgaria se llama "survakari" (palabra que proviene del rito de “survakane”) porque estos juegos de carnaval se celebran en los días alrededor del Año Nuevo, añade Báeva. En la ciudad de Pernik, cerca de Sofía, por ejemplo, también se organizan semejantes celebraciones. En muchos centros poblacionales este rito está conservado. En principio, los días alrededor de Año Nuevo son más especiales en las creencias tradicionales de los búlgaros, porque se considera que estos días son más peligrosos. El día es más corto, las noches son las más largas del año, el sol es muy débil. Se considera que en este período de tiempo las fuerzas malignas entran en el mundo de los seres humanos. Según las creencias tradicionales diferentes seres demoníacos cobran fuerza y empiezan a recorrer los poblados. Por esto, estos juegos rituales son la manera de que las personas contrarresten la fuerza del mal para que se establezca de nuevo el orden del bien. La elaboración de las mascaras rituales es muy característica de cada región, pero en su versión original, todas las mascaras están elaboradas de materiales naturales. Es muy habitual utilizar pieles de animales, cuernos, plumas. A veces las mascaras tienen más de un metro de altura, son impactantes. Se utilizan también campanas que los enmascarados llevan y hacen sonar durante la ceremonia, porque se considera que su sonido hace ahuyentar a las fuerzas malignas. 

Versión en español por Ruslana Váltcheva

CHESTITA NOVA GODINA