viernes, mayo 07, 2010

LOS BÚLGAROS SE DECLARAN FAVORABLES A REFORMAS EN EL ESTADO

Los búlgaros opinan que pagan demasiado caro por los servicios administrativos, creen que la corrupción debe terminar y que debe existir una mejor organización del proceso del trabajo y una mayor competencia de los funcionarios.

Mira Radeva, directora de la agencia MBMD.


Apenas el 17% de los búlgaros ven con optimismo la perspectiva del país en los próximos meses. Son dos veces más quienes estiman que las cosas empeorarán, y el 45% no espera cambios de la situación.

En opinión de la gente, el principal problema que afronta hoy el país es el desempleo, seguido por los bajos ingresos. La corrupción y la mala gestión resultan hoy menos preocupantes para los búlgaros que el período del anterior gobierno, de la coalición tripartita del partido Socialista, el Movimiento Nacional de Estabilidad y Progreso y el Movimiento por Derechos y Libertades.

Lo evidencian los resultados de un sondeo sociológico realizado a finales de abril por la agencia MBMD. La Administración Pública, la sanidad, el sistema de pensiones y la educación son los principales ámbitos que el Gobierno de Boiko Borisov se ha comprometido a reformar. Sin embargo, se mantiene la insatisfacción de la gente por el funcionamiento de la Administración Pública (67%), es aún mayor el descontento del funcionamiento del sistema sanitario (76%) y del sistema de pensiones (79%).

¿Por dónde deberían empezar las reformas en opinión del ciudadano búlgaro de a pie?

“En el caso de la Administración Pública, por la reducción del personal -manifiesta Mira Radeva, directora de la agencia MBMD- La gente opina que estamos pagando demasiado caro los servicios administrativos. El segundo punto es la disminución de la corrupción, una mejor organización del proceso de trabajo y mayor competencia de los funcionarios. Del sistema de sanidad la gente espera una mejor atención. Otros cambios necesarios son eliminar la corrupción y disminuir la burocracia. En lo que respecta a la jubilación, la gente espera un aumento de las pensiones, y un 9% de los consultados reclama no aumentar la edad para jubilarse. Parte de los búlgaros se declaran partidarios de una reforma global del sistema de jubilación. Hay quienes incluso dicen que es preciso disminuir la edad para la jubilación. En la esfera de la educación, las mayores reclamaciones son recrudecer la disciplina, mejorar la calidad de los libros de texto, elevar la capacidad de los profesores y mejorar las instalaciones escolares”.

Los resultados del estudio muestran, además, un alto apoyo social a los propósitos declarados por el Gobierno de imponer limitaciones financieras y reformas estructurales en la Administración Pública. Gozan de un amplio apoyo público las reformas consistentes en que las empresas paguen multas más cuantiosas por la mora en el pago de impuestos y cotizaciones a la Seguridad Social. Sigue siendo muy sensible para los búlgaros el tema del sistema sanitario.

“El 60% de los consultados está descontento de la atención médica y no se siente tranquilo con el actual estado del sistema de salud -explica Mira Radeva- Esto es muy alarmante. Cerca de la mitad de los consultados han viajado a una ciudad vecina para recibir la atención médica que necesitaban. Las más de las veces son vecinos de poblados pequeños, inclusive de algunas capitales de provincia, en los que es deficiente el desarrollo del sistema sanitario. La gente opina que los hospitales pequeños no cuentan con los especialistas necesarios ni con buenos aparatos. Se quejan, además, de las condiciones precarias de las instalaciones hospitalarias”.

La Policía y el Gobierno son las dos instituciones que gozan de mayor credibilidad pública. El rating del primer ministro, Boiko Borisov, registra un ligero decrecimiento de dos puntos lo cual, en opinión de Mira Radeva, se debe a los efectos de la crisis económica. Además, por primera vez desde hace varios años se le ha adelantado en el apoyo público de que goza el ministro del Interior, Tsvetán Tsvetanov.

“Posiblemente la razón radique en que el ministro del Interior capitaliza los éxitos del Gobierno en la lucha contra la delincuencia y la corrupción -dice Mira Radeva- Se han realizado operaciones policiales de gran resonancia, han sido detenidas muchas personas, han sido presentados escritos de acusación. Evidentemente la sociedad había esperado largo tiempo ver un gobierno que se delimitase tajantemente de la delincuencia. Sabemos que en los 20 años de transición la gente había quedado con la sensación de que la única manera de amasar fortuna era a través del delito y que, además, el poder económico y el político se habían entrelazado de modo inaceptable. La verdadera razón por la que el ministro del Interior gusta algo más que el primer ministro Borisov es que su ámbito de actuación es el único en que no se han producido fallos graves y en el que se van ganando batallas. Boiko Borisov, en cambio, se responsabiliza de las actuaciones de todo el Gabinete y de los efectos dolorosos de la reforma en todos los ámbitos”.

Autor: Rumiana Tsvetkova
Versión en español de Raina Petkova

4 comentarios:

ÁNGEL A. HERNÁNDEZ dijo...

Luchar contra la corrupción es el gran desafío al que se enfrenta Bulgaria. Corrupción y crimen organizado, los dos estrechamente imbricados, son obstáculos para lograr cumplir con los requerimientos de la Unión Europea, un objetivo que todos desean, porque si la lluvia de millones de la UE ya es importante para este país de 7,8 millones de habitantes -más de 500 millones de euros en 2006-, una vez producida la adhesión será el más beneficiado de todos los socios.

La UE ya le ha dicho al Gobierno de Sofía que debe esforzarse más para consolidar el Estado de derecho. El informe de la Comisión Europea fija cinco áreas de "grave preocupación", entre las que figuran la corrupción y el crimen organizado, frente a lo cual pide una actuación inmediata. El informe es demoledor, pero la presión quizá sea su tabla de salvación frente a los elementos que tienen postrado al Estado y empobrecida a la sociedad.

"La corrupción en los niveles actuales amenaza el mercado interior y las políticas de la UE -dice el comisario europeo responsable de la política de Ampliación, Olli Rehn- por tanto debe ser combatida al más alto nivel".

El embajador Dimitris Kourkoulas, jefe de la delegación de la Comisión Europea en Sofía, considera que la corrupción es generalizada, y afecta sobre todo al sistema judicial.

El principal reto, dice una fuente, es acabar con esa corrupción, que empapa el cuerpo social y se extiende a la política, a la Administración, a la judicatura, a la fiscalía, a la policía y al servicio de aduanas, situación bien aprovechada por el crimen organizado.

El Gobierno búlgaro responde a esto con un "hay voluntad política" de cumplir los requerimientos. Sergei Stanishev, compareció ante el Parlamento y dijo: "El crimen organizado ha erosionado al Estado en los 16 años de transición del comunismo a la democracia, y no podemos romper su espinazo en sólo unas semanas". En los últimos cinco años se han producido 140 casos de asesinatos o intentos de asesinato por encargo. "No se puede tolerar tal desafío al Estado", dijo Stanishev.

Boyko Kotzev, asegura que para atajar tales problemas se está reformando la ley procesal, la policía y la judicatura, y se está introduciendo la práctica de testigos protegidos y agentes encubiertos para investigar y reunir pruebas válidas ante los tribunales contra los jefes mafiosos. "Lo más nuevo para nosotros ahora", dice, "es la circulación de información interpolicial" para combatir lo que también les llega de fuera, sobre todo de Kosovo. Kotzev añade que una forma de luchar contra el crimen organizado será investigar a quienes no puedan justificar cómo han llegado a ser propietarios de coches de lujo, casas, fincas, etc. "Quien no puede probarlo tendrá problemas", dice. El Gobierno ha puesto en marcha una comisión interministerial encargada del tema.

Otras áreas de "grave preocupación" que deberán mejorar en los próximos 14 meses son el establecimiento de mecanismos fiables para la participación en los fondos estructurales de la UE, las infraestructuras y la situación en el sector agrícola y veterinario (seguridad en los alimentos).

Anónimo dijo...

Una investigación periodística de la emisora privada bTV y del semanario “168 chasa” de Bulgaria, llevada a cabo después de que se produjera en el país un accidente de autobús en el que fallecieron 16 personas, ha destapado la facilidad que existe en Bulgaria para obtener el permiso de conducir de forma fraudulenta.

La investigación llevada a cabo por los periodistas revela que por 275 euros se puede obtener el permiso de conducir, incluso para el transporte de viajeros, sin necesidad de ni siquiera saber conducir. Los periodistas consiguieron grabar con una cámara oculta como después de pagar los 275 euros se les entregaba el permiso para conducir autobuses, en dos escuelas diferentes, sin haber realizado ninguna práctica ni poseer el certificado médico de capacidad psíquica necesario para conducir este tipo de vehículos.

Además en Bulgaria al problema de corrupción para obtener el permiso de conducir hay que añadirle el problema de corrupción en las revisiones de los vehículos, pagando un poco más cualquier vehículo puede pasar la revisión técnica, incluso aunque el vehículo tenga graves problemas para la seguridad, lo que provoca un grave riesgo para la seguridad vial.

Según las autoridades búlgaras, sólo en lo que va de año, ya han fallecido 300 personas en sus carreteras y otras 3150 han resultado heridas, unas cifras realmente alarmantes.

Radio Bulgaria dijo...

Una forma de corrupción muy extendida en Bulgaria son los trueques ilícitos de tierra. No hace mucho el ministro de Agricultura búlgaro calificó estos fraudes con tierras particulares de escaso valor por atractivas parcelas del fondo público en proximidad a playas y centros turísticos como “el mayor de los delitos de la Transición búlgara”. La CE tiene otra visión del problema y se inclina a considerar estos abusos como una forma de ayuda pública ilícita a empresas privadas y particulares.

Como resultado de estos trueques, excelentes terrenos públicos cultivables han sido declarados yermos y convertidos en estaciones eólicas o fotovoltaicas. El uso de otros ha sido modificado y de territorios de reserva natural se han convertido en terrenos edificables, invadidos por desenfrenadas obras de construcción. Los trueques se han hecho a precios escandalosos que han movido a la Comisión Europea a estimarlos como forma velada y sancionable de ayuda pública a empresas privadas. Tal es el caso en el municipio de la ciudad-museo de Nesebar, en cuyas inmediaciones excelentes parcelas rústicas han sido trocadas a 6,3 euros el metro cuadrado, siendo su precio de mercado de 150 euros el metro cuadrado. Otro ejemplo es el de la localidad de Iraklí, habitáculo de raras especies vegetales y de aves, donde comenzó la construcción de un centro turístico, o el intento de anular el estatuto de la montaña Strandzha como parque natural incluido en Natura 2000. Precisamente por ello la Comisión Europea ha advertido que sancionará a Bulgaria con multas gordas por incumplir las normas de preservación de la biodiversidad europea.
“Esperamos que estas advertencias tengan efecto y no se cometan más infracciones, dice Katerina Rakovska del Fondo Mundial para la Naturaleza WWF. Esperemos que no se llegue al pago de multas, porque el objetivo de las sanciones es subsanar las infracciones y los daños ocasionados”.

karl flaque monllonch dijo...

Muy buenas las aportaciones que hacéis, Saludos.