lunes, diciembre 26, 2011

NOCHEBUENA EN BULGARIA





¡Qué noche más entrañable que la Nochebuena! Noche de paz, noche de amor… Noche que presagia el nacimiento del Niño Jesús… Si en Nochebuena nieva, habrá muchos enjambres nuevos en el Año Nuevo. Si en Nochebuena hay neblina, todo el año será nublado. Los sueños vistos en Nochebuena predicen el futuro, y los votos hechos en esta noche se hacen realidad. Hay muchas creencias más que acompañan esta festividad en la tradición búlgara.

La Nochebuena es llamada en búlgaro Pequeña Navidad o Bozhich, la noche de Dios. El 24 de diciembre fue establecido por la Iglesia como fecha de la Natividad allá en el siglo VI. Hasta entonces a estas alturas del año se habían celebrado diversas festividades paganas relacionadas con la preparación para afrontar un nuevo comienzo e iniciar un nuevo ciclo, es decir, con la activación de la fuerza física y espiritual del hombre. En tierras búlgaras por estas fechas se veneraba al Dios Joven o sea al Sol Nuevo. Los días inmediatamente anteriores y posteriores al solsticio de invierno eran concebidos como un período muy especial en el calendario. Desde la Nochebuena comenzaban a correr los llamados Días Sucios, en que se producía la renovación de las energías naturales. El pueblo creía que en Nochebuena el cielo se abría. Esto significaba que se borraba el linde entre el mundo terrenal y el más allá. Las actuaciones simbólicas practicadas en este día estaban llamadas a preparar la mente para la inminente transición y ofrecer conocimientos sobre lo importante, lo sustancial y lo intransitorio en la vida.

Los preparativos para la Noche Vieja se iniciaban al amanecer. Lo primero era, nada más despuntar el alba, traer del bosque el badnik, o sea, el fuerte leño que ardería durante toda la noche en el hogar para calentarlo e iluminarlo. Además, ese leño servía para conocer lo que ocurriría durante el nuevo año. El badnik debía ser obligadamente de un árbol que diera frutos. Escoger el leño navideño era obligación de los varones. Por lo general esta tarea se encomendaba a alguno de los hijos de la familia: joven, enérgico y endomingado, él cortaba el badnik de un modo ritual y en uno de sus extremos hacía un hoyo que llenaba de incienso, aceite y vino. Envolvía el leño en un paño de lino blanco y lo traía a casa. Antes de cruzar el umbral preguntaba a los moradores de ésta “¿Glorificáis al Dios Joven?” y éstos le respondían “¡Sí, lo glorificamos! ¡Bienvenido seas!”.

Aunque arcaica, esta tradición se mantiene también hoy. Muchos búlgaros convierten el encendido del fuego con el badnik en una auténtica fiesta. Raras veces se reproduce todo el rito, salvo en actos públicos como una atracción para los reunidos en la plaza por ejemplo. Eso sí, el varón que haya decidido poner un badnik en su hogar se esmera en mantener vivo el fuego toda la noche para que el leño pueda quemarse íntegramente porque, según la creencia tradicional, esto sería presagio de un año de abundancia y prosperidad.

La mesa en Nochebuena es algo muy especial. Antaño la comida se servía en el suelo sobre un poco de paja (una alusión al pesebre en que nacería el Niño Jesús).También hoy, al servir la cena en Nochebuena, el ama de casa coloca debajo de la mesa un manojo de paja. Nochebuena es el último día de un ayuno de 40 días en que la comida ha sido preparada únicamente a base de ingredientes vegetales. En el pasado el ayuno era acatado por todos. Se admitían excepciones únicamente para las personas muy ancianas o muy enfermas, para los niños y para los viajeros.

Hoy el número de los búlgaros que hacen el ayuno es muy inferior al de los que no lo respetan, pero en Nochebuena el menú de todos es de platos preparados sin carne ni grasa animal. Los manjares deben ser un número impar: siete, nueve, etc… Lo integran los niños de arroz con puerro envueltos en hojas de col agria, los frijoles y el trigo cocido, un pastel de hojaldre con relleno de calabaza, compota de frutas secas y un pan ritual con una moneda dentro. Antaño en Nochebuena la mesa debía abundar en todo tipo de frutos de la tierra. A los manjares guisados se agregaban nueces, miel, trigo sin cocer, frutas, cebollas y ajos, estos últimos para ahuyentar el mal.

La preparación de los manjares comenzaba al amanecer, y el lugar central en la mesa le correspondía al pan. Las mujeres amasaban tres tipos de pan: uno dedicado a la fiesta y llamado Bogovets o Dios, que representaba una especie de sacrificio sin sangre consagrado al Dios Joven y, posteriormente, al Niño Jesús. El segundo tipo de pan estaba consagrado a las faenas agrícolas: la labranza de la tierra, la cría de animales, etc. Y el tercer tipo de pan eran las roscas para los koledar, los cantores de villancicos que en Nochebuena recorrerían el pueblo para parar frente a cada una de las casas y dedicar villancicos a sus moradores haciendo votos de buena salud, energía, suerte, fertilidad, fecundidad, prosperidad y bienestar. El ama de casa agradecía los votos a los cantores koledar y los premiaba con estas roscas, amasadas por regla por la joven casadera de la familia. Por cierto, las roscas de Nochebuena podían ser también una declaración de amor porque estaban destinadas a los cantores koledar pero, además, las jóvenes solían obsequiar una a su elegido.

El pan ritual, profusamente decorado, ocupa también hoy un lugar central entre los manjares servidos en Nochebuena. Por tradición en ese pan se coloca una moneda. Reparte el pan entre los comensales el miembro de mayor edad de la familia. A quien le toque la moneda tendrá mucha suerte durante el nuevo año. Antes de iniciar la cena solemne de Nochebuena el miembro más viejo de la familia inciensa los manjares servidos, como también a los comensales. Luego reparte el pan ritual. El primer trozo lo dedica a la Virgen María. Si la monedita está en ese trozo, toda la familia gozará de mucho éxito durante el nuevo año.

Hoy las amas de casa se esmeran mucho en preparar este pan ritual. Algunas reproducen recetas heredadas de sus madres y abuelas. Otras, las más jóvenes, consultan recetarios en Internet. En Nochebuena en la mesa no debe quedar espacio libre para que el nuevo año que se avecina sea colmado de felicidad y prosperidad. Habiendo comenzado a cenar, nadie debe levantarse de la mesa para que no se marche la suerte de la casa. En cuanto los comensales terminen de cenar, la mesa no se levanta. Se deja servida porque se cree que durante la noche bajará la Santísima Virgen y puede que quiera probar los manjares.

Hay más creencias curiosas, relacionadas con la cena en esta fecha. Por ejemplo, quien estornude primero tendrá el mayor éxito en el trabajo. Al partir una nuez de las servidas en Nochebuena, su contenido te indicará cómo será para ti el próximo año. Si el fruto en el interior de la nuez es completo, serás muy próspero, pero si te toca un fruto seco, debes tener mucho cuidado porque podrías enfermar.

Y por último, si quieres asomarte al futuro, pon debajo de la almohada un pedacito del trozo de pan ritual que te ha tocado. Así verás en sueños las vivencias que te esperan, promete otra creencia.

Autor: Albena Bézovska
Versión en español por Raina Petkova.

domingo, diciembre 25, 2011

EL BANSKY DE BULGARIA AVANZA EL TIEMPO



El sábado 18 de junio del 2011, un artista graffitero desconocido, pintó las figuras de bronce de los soldados soviéticos en el centro de Sofía, Bulgaria, convirtiéndolos en varios superhéroes de EE.UU., y otros personajes de la cultura pop como El Joker, Wolverine, Santa Claus, Superman, Ronald McDonald, el Capitán América, Robin, y Wonder Woman. Puede observar a Santa Claus con prismáticos y una ametralladora, mientras que Ronald McDonald mira al horizonte con un brazo levantado. La imaginación del anónimo grafitero también dio vida el Capitán América, algo impensable en un monumento soviético. Además, la bandera soviética se convirtió en estadounidense. El monumento está situado en Tzar Osvoboditel Boulevard, cerca de Orlov Most y la Universidad de Sofía, un lugar de reunión de muchos jóvenes.

El monumento fue esculpido por Ivan Funev en 1954 para celebrar el décimo aniversario de la liberación de Bulgaria por los rusos durante la Segunda Guerra Mundial, sin embargo su actual imagen atrae a miles de turistas que formal colas para tomar fotografías, incluido yo mismo. Los monumentos a la dominación de Rusia sobre Bulgaria son presa fácil para los artistas del graffiti.

La autoridad de la capital, Sofía, pidió a la Policía buscar al artista para multarlo con unos 2.500 euros y la limpieza de las figuras de bronce con sus propias manos o pagar su restauración. La policía, en tanto, anunció que tiene imágenes de la cámara de seguridad del supuesto autor y ya ha iniciado su búsqueda. En la base del monumento el artista dejó su firma como "Banksy de Bulgaria" escribió "Avanza con el tiempo" en búlgaro con pintura negra como clara alusión a la invasión total del capitalismo sobre los países de extinta Unión Soviética. El vandalismo artístico contiene un mensaje directo de protesta. De hecho hay grupos, como el Comité de Iniciativa Civil que busca desmantelar este símbolo del comunismo, mientras que los Veteranos de la II Guerra Mundial piden preservarlo.

Martin Zaimov, concejal municipal y ex candidato a alcalde de Sofía que forma parte de "Alianza para Sofía" propuso que el autor de las pintadas del monumento al Ejército Soviético en Sofía, le fuese propuesto el título de ciudadano de honor. Su propuesta fue rechazada. El concejal pidió también tener un gran cartel con la imagen del graffiti. Además aprovechó la ocasión para recoger y presentar suficientes firmas para presentar un informe sobre el estado y el futuro del monumento. Zaimov fue a la reunión en el Ayuntamiento llevando una camiseta con la imagen del graffiti. Estas camisetas se han convertido un éxito en Bulgaria. El monumento fue limpiado a los dos días de ser pintado. El autor sigue siendo desconocido.








viernes, septiembre 23, 2011

RUMANÍA Y BULGARIA SE QUEDAN FUERA DE SCHENGEN



En el Consejo europeo, la institución que reúne a los 27 Gobiernos, Holanda y Finlandia, donde las formaciones de extrema derecha tienen un gran peso, vetaron la entrada de Rumanía y Bulgaria en el espacio de libre circulación. Todos los países miembros, incluidos Holanda y Finlandia, habían respaldado el examen que analizaba los requisitos técnicos para entrar a formar parte del acuerdo Schengen. Sin embargo, la decisión requiere la unanimidad de los Estados miembros.

"Queremos evitar una situación en la que, habiendo decidido afirmativamente, nos acabemos arrepintiendo", aseguró Gerd Leers, ministro de Interior holandés, integrante de un Gobierno que sobrevive gracias al apoyo externo del Partido de la Libertad, capitaneado por Geert Wilders. "Se trata de una falta de confianza en el Estado de Derecho de Rumanía y Bulgaria", donde hay "corrupción al más alto nivel, fraude, crimen organizado y deficiencias en el sistema judicial", aseguró. "Necesitamos seguridad porque la gente tiene miedo", especialmente, "a la actividad criminal, el tráfico de mujeres jóvenes, armas o drogas", aseguró Leers, rechazando la influencia del partido de Wilders como un "argumento demasiado fácil". 

DANIEL BASTEIRO Corresponsal en Bruselas 23/09/2011 00:05 

jueves, septiembre 22, 2011

LAS CANCIONES IMPERECEDERAS DE BULGARIA


Las canciones que ha creado el pueblo búlgaro a lo largo de su historia guardan el recuerdo de sucesos memorables y decisivos para el destino de la nación. Tal es el caso de las canciones dedicadas a la lucha por la libertad nacional y por defender la dignidad del pueblo y su fe cristiana ortodoxa. En 1861 los hermanos Dimitar y Kosntantin Miladinov publicaron un cancionero titulado “Canciones tradicionales búlgaras”. Los hermanos Miladinov son dos grandes patriotas, eminentes educadores de la época del renacimiento nacional búlgaro (siglos XVII y XVIII). 

El Estado búlgaro es uno de los más antiguos de Europa. Fue fundado en el año 681 por el Kan Asparuj. Kan era el título con que eran designados los soberanos búlgaros en aquella época. El Estado búlgaro vivió períodos de gran auge y florecimiento material y espiritual bajo los reinados de los zares Boris, Simeón, Kaloyán e Iván Asén II, pero fue subyugado por los turcos osmanlíes a finales del siglo XIV. 

Bajo el número 58 del cancionero de los hermanos Miladinov encontramos a una de las más antiguas canciones tradicionales búlgaras conservadas, que narra la grandeza del Segundo Reino Búlgaro (1186-1393) y habla de las batallas y la resistencia que el rey búlgaro Iván Shishman opuso a los invasores osmanlíes a lo largo de 7 años. Al despuntar el alba inició su marcha la tropa de Ivan Shishman… llegaron los héroes hasta el llano de Sofía para defender su nombre de búlgaros y su fe cristiana. Al frente de todos estaba el propio rey Iván Shishman, dice esta canción.

Los dominadores turcos trataban con gran crueldad a los búlgaros. Una de sus principales aspiraciones era islamizar a los búlgaros. Hay múltiples canciones folclóricas que hablan de la resistencia de los búlgaros a convertirse a la religión islámica, como la que habla de Balkandzhi Yovo, quien prefirió morir mutilado por los turcos a ceder a su hija Yana y permitir su conversión al islám

La Sublime Puerta gravaba a los búlgaros con múltiples impuestos. Tal vez el más oprobioso de ellos fue el llamado “impuesto de sangre” que consistía en reclutar, cada cierto tiempo, a un hijo varón de escasa edad de cada familia cristiana, llevar a esos chicos a Constantinopla y darles formación militar inspirada en la crueldad exenta de todo sentimiento humano. Luego lanzaban estas tropas contra los búlgaros. Eran los llamados jenízaros. Hay una conmovedora canción en que llora la tristeza de una madre luego de que su único hijo Stoil fuera reclutado. 

El pueblo búlgaro no se resignó ante la dominación otomana y en su seno surgieron diversas formas de resistencia. Una de las más tempranas fue el movimiento de los rebeldes haidut, que se dedicaban a vengar las ofrendas infligidas a los búlgaros. El pueblo les dedicó múltiples canciones de su creación.

Una de las máximas manifestaciones del anhelo de libertad de los búlgaros fue el Levantamiento de Abril en 1976, hundido en sangre por los osmanlíes. Aquella rebelión fracasó en su propósito de liberar a Bulgaria pero llamó la atención de Europa sobre el destino del pueblo búlgaro. Una de las figuras más emblemáticas de aquel episodio histórico es la de Raina Popgeorgieva, una maestra que cosió la bandera de los insurrectos y bordó en ella su lema Libertad o muerte. El pueblo llamó a aquella maestra Raina la Princesa y le dedicó una preciosa canción que loa sus virtudes.

Al cabo de casi cinco siglos de dominación otomana, la Guerra Ruso-Turca de 1877 y 1878, que los búlgaros llamamos la Guerra de Liberación, significó la Independencia del país ante la Sublime Puerta, es decir, el Imperio Otomano. Múltiples canciones tradicionales hablan del sentimiento de los búlgaros hacia sus libertadores.

Valia Bozhílova

Versión en español por Raina Petkova

domingo, julio 31, 2011

BULGARIA SIGUE SIENDO UN DESTINO TURÍSTICO TRANQUILO Y BARATO


Los extranjeros conocen poco o nada los sitios históricos y culturales que ofrece Bulgaria. Bulgaria tiene una buena imagen en lo que a los precios en el país se refiere y se concibe como un lugar atractivo para pasar las vacaciones de verano o invierno. A causa de campañas publicitarias poco eficientes nuestro país no goza de gran popularidad en los mercados turísticos mundiales. Al mismo tiempo, los turistas extranjeros y búlgaros que pasan sus vacaciones en Bulgaria muestran actitudes totalmente opuestas que los profesionales del sector deben tener en cuenta.

Esta es una de las conclusiones de un estudio sobre el posicionamiento del turismo búlgaro realizado por encargo del Ministerio de Economía, Energía y Turismo. Los datos del estudio serán utilizados para diseñar la marca turística “Bulgaria” con la cual nuestro país se impondrá como un destino turístico competitivo en los mercados mundiales.

Los extranjeros escogen a Bulgaria sobre todo por los bajos precios de los paquetes turísticos. Pero no sólo por esto. El sosiego, la hermosa naturaleza y la buena cocina son las otras ventajas del país, señala el estudio encargado por el Ministerio de Economía. Gran parte de los extranjeros tratan de compaginar sus vacaciones de verano o invierno con el turismo SPA. Gran parte de los búlgaros optan por pasar sus vacaciones en las aldeas visitando a familiares y amigos. En su totalidad, los búlgaros prefieren pasar sus vacaciones en Bulgaria. Lo confirman los datos. Las dos terceras partes de las vacaciones disfrutadas en Bulgaria han sido de búlgaros y apenas una cuarta parte son de extranjeros.

Los turistas búlgaros y extranjeros optan por pasar sus vacaciones en Bulgaria por los bajos precios. A diferencia de nuestros compatriotas, que deciden espontáneamente dónde pasar sus vacaciones y hacen la reserva en el último momento, los turistas extranjeros son mucho más prácticos y planean sus vacaciones con dos meses de antelación. Un 60-65% de ellos pagan los paquetes turísticos por adelantado, la mayoría confía en Internet o en un operador turístico. Los búlgaros y los extranjeros se parecen por el hecho de que optan por Bulgaria atraídos por los bajos precios. Los búlgaros gastan 19 a 25 euros al día, mientras que los extranjeros gastan de 70 a 90 euros, señala el estudio. El programa all inclusive en los hoteles búlgaros puede resultar todavía más barato. No es de extrañar que Bulgaria sea preferida sobre todo por los turistas menos solventes aunque sí tiene qué ofrecer a los visitantes más curiosos y acaudalados. El problema radica en las deficientes campañas publicitarias fuera de Bulgaria. Los extranjeros saben muy poco o casi nada sobre el patrimonio histórico y cultural de los búlgaros, sobre las riquezas naturales y las posibilidades de practicar el turismo SPA y Wellness, señala el análisis. Por esto hace falta diseñar una marca del turismo búlgaro fácil de reconocer que imponga a Bulgaria como un destino turístico para todas las épocas del año que garantiza variadas formas de descanso. Los visitantes valoran altamente la cocina búlgara.

Ivo Zhelev del consorcio Sinesta, que ha realizado el estudio de marketing resume los datos: Hemos registrado que los turistas se muestran muy contentos de sus vacaciones en Bulgaria, tienen un vínculo emocional y se fidelizan con los centros turísticos. Una de las ventajas de Bulgaria es su proximidad a los principales mercados turísticos ya que las tres cuartas partes de los turistas extranjeros son de los países de la Unión Europea. Los viajeros aprecian la tranquilidad, la bella naturaleza y la sabrosa cocina que son los 3 principales pilares del turismo búlgaro. Están contentos de las diversiones nocturnas y sobre todo de los bajos precios.

Las grandes desventajas del turismo nacional son la falta de una imagen que lo haga reconocible en el extranjero. Por esto Bulgaria sigue siendo considerada un destino barato pero no competitivo. La mala infraestructura, las deficientes carreteras, los camareros de mal humor y la falta de instalaciones para los discapacitados causan mala impresión a los turistas, señala el estudio. Además, el exceso de hoteles e instalaciones en la franja marítima no da buena imagen turística a Bulgaria. Solo en el municipio de Nesebar donde se encuentra el complejo turístico de Slanchev Briag está concentrada una cuarta parte de las camas hoteleras del país. Al mismo tiempo, regiones enteras de magnífica naturaleza y alto potencial turístico no se aprovechan. Bulgaria podría atraer un 25% más de turistas a través de marketing y publicidad idóneos enfocados en sus ventajas clave como “mar y playa”, “nieve y esquí” y “un destino de buena relación entre precio y calidad.

Autor: Veneta Nikólova
Versión en español por Hristina Táseva
julio de 2011

CANCIONES BULGARAS QUE ME GUSTAN (1)




ESPAÑOLES EN EL MUNDO: BULGARIA







TRES DE LAS MAS BELLAS CANCIONES BULGARAS QUE HE OIDO EN MI VIDA



EL MUNDO ES GRANDE Y LA FELICIDAD SE ENCUENTRA EN CUALQUIER ESQUINA


Tras un accidente de coche, un joven búlgaro llamado Alex no puede recordar ni siquiera su nombre. Para curar su amnesia, su abuelo Bai Dan se marcha a Alemania y le organiza a su nieto un viaje espiritual, cuyo destino es su país de origen y, por tanto, el pasado. En distintos lugares, momentos y medios de transporte, cruzando media Europa, juegan al backgammon, el juego más sencillo y sin embargo el más complejo de todos. El juego lleva a Alex a recordar quién es y simboliza la historia. El destino es el dado que tenemos en nuestras manos y la vida es un juego a medio camino entre la suerte y la habilidad.

Seleccionada por Bulgaria para representar al país en los Oscar 2010 en la categoría de mejor película de habla no inglesa. l reparto y el director son desconocidos para el gran público, pero su protagonista, Miki Manojlovic, es un actor de gran renombre en algunos países europeos. Asimismo, la película ha cosechado excelentes críticas y ha sido candidata y ganadora de numerosos premios de lo más variados.