martes, agosto 10, 2010

LA RAKIA


Una de las cosas gastronómicas que más me impactaron cuando visité Bulgaria es comer ensaladas acompañadas de fuertes bebidas alcohólicas, una combinación que en mi país, España, es impensable. Al principio me supo un sabor fuerte, seco y extraño pero pronto comprendí que la mezcla de ambas cosas, rakia y ensaladas, es perfecta, incluso me atrevería a decir que no hay bebida que combine mejor a excepción la mastika, de la cual hablaré en otro blog. En España se puede encontrar en tiendas especializadas de alimentos búlgaros o en algunos macrocentros comerciales, aunque pocas veces la he visto en estos últimos.

KarlFM.- 

La rakia o rakija es un licor similar al brandy, obtenido por destilación de frutas fermentadas, tradicional en la región de Los Balcanes y muy popularizado en países como Italia, Francia o Alemania. El contenido en alcohol depende del tipo de destilación, siendo alrededor de 40% en marcas comerciales, pudiendo encotrarse hasta de 60% producido en pequeñas destilerías. Existe un tipo especial de Rakia, realizado mediante doble destilación, conocido como Prepečenica, que suele tener más de un 60% de contenido alcohólico.

El Rakia es considerada la bebida nacional en diferentes países: Bosnia, Bulgaria, Croacia, Serbia, Montenegro, y la Macedonia.

Slivovitz es el rakia más habitual, obtenido a partir de ciruelas. Otras frutas de las que puede destilarse rakia incluyen: melocotónes, peras, albaricoques, manzanas, higos o membrillos. En la región de Istria (Croacia), el rakia se hace exclusivamente a partir de uvas, y es conocida popularmente con el nombre de grappa o trapa (el primer nombre también usado en Italia).

Los rakia pueden mezclarse después de su destilación con otros ingredientes como miel, cerezas amargas, nueces o distintas hierbas aromáticas.

El rakia es normalmente incoloro, salvo que se le añadan hierbas u otros ingredientes que le den color. Algunos tipos de rakia se guardan en barriles de madera (de roble o cerezo) obteniéndose rakia más aromático y con colores dorados.

Un mito popular atribuye erroneamente la calidad del rakia (y su fuerza) al tamaño de los anillos de burbujas que se forman cuando la botella es agitada con fuerza.

En Bulgaria y la Macedonia, el maridaje perfecto del rakia se considera que es con una ensalada Shopska (ensalada a base de pimientos, cebolla, pepino y queso cortado en pequeños tacos y arreglado con aceite de oliva y vinagre), ensalada de leche u otras ensaladas, constituyendo el primer plato o entrante de una comida tradicional.

Muskatova rakiya es un tipo de rakia hecho con uvas de moscatel, mientras que la preparación del dzhibrova rakiya es la misma que la de la grappa italiana. Otro tipo de rakia es greyana rakia que es calentada y endulzada con miel o azúcar.

En Croacia, travarica (rakia de hierbas) se sirve antes de comenzar una comida que se prevé copiosa, a veces acompañado con higos secos.

En la costa croata del Adriático existe gran variedad de grappas realizadas con diversas hierbas, algunas de ellas típicas de una sola isla o grupo de islas:

La Isla de Hvar es conocida por su grappa a la que se le ha añadido mirra, conocida como mrtina (amarga y de color marrón oscuro);

En la isla de Korcula y en la cercana ciudad de Dubrovnik puede encontrarse un rakia con anís conocido como aniseta;

En la zona central de Dalmacia se produce una grappa con nueces conocida como orahovica que se sirve con galletitas e higos secos. Durante el verano es habitual encontrarse grandes jarras de cristal llenas de grappa y nueces en los balcones, porque el proceso de producción del orahovica requiere su exposición al sol.

En la zona norte de la costa adriática (Istria) el rakia se hace con miel -medica- o con muérdago -biska.

Texto: Wikipedia. 
Publicar un comentario