jueves, enero 14, 2021

REFLEXIONES EN TORNO AL MONUMENTO DE BUZLUDZHA (1): LAS CONCLUSIONES DE GEORGI STOILOV


La arquitectura necesita inspiración y debe adoptar temas internacionales. La arquitectura es un fenómeno mundial, aunque, por supuesto, también tiene muchas características nacionales. En la Edad Media y alrededor del período del renacimiento, la arquitectura nacional en Bulgaria se desarrolló enormemente. Pero luego, comenzó a volverse más uniforme. Especialmente ahora, cuando el mundo está globalmente unido. No se pueden proponer ideas que existan completamente fuera de las tradiciones del mundo. Las obras deben incorporar elementos de la arquitectura mundial de calidad. 

En cuanto a Buzludzha, la forma es muy interesante. Muchos de los monumentos construidos aquí durante la década de 1970, se sienten muy masculinos, con formas, cuadrados y ángulos definidos. Buzludzha se siente mucho más femenino en diseño, y parece marcar una gran desviación de la arquitectura monumental que la precedió en Bulgaria. Esto fue un reflejo del estado general de la arquitectura búlgara en ese momento. La arquitectura búlgara también fue testigo de transformaciones a gran escala, y todo en un período de tiempo relativamente corto. Después del 9 de septiembre de 1944, nuestra arquitectura era completamente clásica bajo la influencia soviética. Este estilo clásico está representado por la Biblioteca Nacional de Sofía, o el centro de Sofía en general, en cuyo desarrollo participé como estudiante. Ese fue nuestro período clásico, neoclásico. Poco después, alrededor de 1960, comenzamos a seguir un camino de arquitectura mundial. Estábamos viendo cosas construidas por Gropius, Mies van der Rohe, Le Corbusier, etc. Este es el período más crudo y masculino. Sin embargo, en la década de 1980, no podíamos permanecer en el mismo lugar. No podíamos seguir haciendo estos grandes cuadrados y demás. Comenzamos a buscar arquitectura moderna.

Cada arquitecto busca esos cambios por su cuenta. Todos observan lo que se está haciendo en otros países, lo que la arquitectura mundial tiene para ofrecer y cambia su estilo en consecuencia. La arquitectura mundial estaba cambiando y, por lo tanto, la arquitectura búlgara cambió con ella. De hecho, nuestra arquitectura cambió antes de que lo hiciera nuestro gobierno comunista: estábamos muy por delante del gobierno cuando se trata de unirnos a la comunidad global. Nuestro gobierno, como saben, sólo hizo la transición en 1989 y esa transición todavía está luchando. Sin embargo, al menos en términos de arquitectura, ahora estamos en pie de igualdad con todos los demás.

Bulgaria presenta una amplia gama de estilos arquitectónicos en la actualidad, desde casas de pueblo tradicionales hasta plazas modernistas y monumentos futuristas en la cima de las montañas. La arquitectura tiene muchos géneros diferentes. Uno es la vivienda pública. La arquitectura monumental es un género propio y muy especial, y nunca puede alejarse demasiado de las tradiciones globales, desde la historia más antigua hasta la actualidad. Como resultado, aquí tiene varias ideas incorporadas de la tradición arquitectónica egipcia o de la historia mexicana. O arcos romanos, como mi arco en el paso de Beklemeto.

Buzludzha se terminó en 1981 pero el concurso de diseño se anunció 10 años antes. Mi diseño ganó, pero la forma del proyecto original era diferente. Había una corona con seis soportes y una torre en el medio con una estrella roja. Este fue el proyecto que ganó el primer premio. Después de eso, el comité regional de Stara Zagora decidió que el monumento Buzludzha era en realidad un proyecto para cuatro monumentos. El primero era Hadzhi Dimitar. El segundo un monumento para los fundadores del movimiento socialista en Bulgaria. Otro para el regimiento partisano de Gabrovo, y el último proyecto era colocar una estrella de rubí en la cima del pico Buzludzha. Este era el requisito, y mi diseño fue el ganador en esa última categoría.





Querían una estrella rubí con rubíes reales. Bueno, reales en el sentido de que fueron producidos sintéticamente. Pero la intención siempre fue crear una estrella de calidad. En ese momento, se hicieron los primeros tres monumentos porque esos proyectos eran comparativamente modestos. El último proyecto se dejó de lado. Diez años después, el gobierno local de Stara Zagora decidió terminarlo. Me llamaron y me dijeron: Tienes un diseño de monumento que ganó un concurso, construyámoslo. Sin embargo, les dije que lo que querían era difícil. Pretendían un área interior para poder celebrar reuniones de fiesta, presentar discursos y cosas por el estilo. Les dije que hay que cambiar el proyecto. Estuvieron de acuerdo en que era mi derecho como autor hacerlo y, por supuesto, lo cambié. La torre se movió hacia un lado. Este platillo, este platillo intergaláctico se hizo eco de los temas populares de la época: platillos voladores cósmicos. Y así nació Buzludzha.


Era importante que el monumento estuviera financieramente libre del Estado. Al principio, el distrito de Stara Zagora nos dijo que habían votado por el proyecto y que habían conseguido el dinero necesario para construirlo. Pero dije: Está bien, entonces hay dinero… pero la gente misma necesita construir este monumento. Al gobierno le gustó la idea. Así que recolectaron donaciones, hicieron sellos postales de recuerdo para que la gente los comprara, etc. Logramos recaudar 16 millones de levas en total. En ese entonces era mucho dinero. Pero el costo real del monumento fue de 14 millones y los otros 2 millones se destinaron a la construcción de nuevos jardines de infancia. Así que, al final, el monumento estaba ideológica y económicamente libre del gobierno. Realmente fue un monumento intergaláctico del pueblo.

En ese momento Bulgaria era una nación del Pacto de Varsovia. Por tanto, el contacto entre nosotros y Occidente era limitado. Sin embargo, ahora Bulgaria es miembro de la UE y está abierta a todos. Esto brinda una oportunidad para la reevaluación de todas las cosas en Bulgaria, tanto de nuestros tesoros como del legado de nuestras acciones más estúpidas. Actualmente la decadencia de Buzludzha también juega un papel en esta atracción internacional hacia el mismo. La descomposición ciertamente juega su papel formando ansia por verlo ates de que desaparezca.... pero debería haberlo visto antes, era absolutamente fantástico. Por ejemplo, el proyecto de los mosaicos era el más grande de Bulgaria. Alrededor de 800 metros cuadrados de mosaicos. El monumento fue único desde este punto de vista. Dieciocho equipos de la Unión de Artistas trabajaron en el monumento, creando pinturas, esculturas, etc.

En cuanto al abandono del monumento, es difícil encontrar fechas fiables. Sin embargo, parece que la decadencia no comenzó hasta fines de la década de 1990, y algunas fuentes incluso sugieren que el gobierno jugó un papel en el vandalismo. La destrucción fue causada principalmente por el gobierno de esa época. Cuando Ivan Kostov se convirtió en primer ministro, desmanteló todo el país ... desmanteló nuestra industria, todas las fábricas, todas las zonas industriales, las zonas industriales occidentales y orientales de Sofía. Estos eran complejos gigantes y todo estaba completamente desmantelado. Naturalmente, gran parte de esto se hizo por despecho hacia el régimen anterior.

Durante este período Kostov se enfureció. Envió bandas organizadas de la SDS [el partido político 'Unión de Fuerzas Democráticas' de Bulgaria] a Buzludzha, y se puede ver la evidencia allí ... el techo fue dañado por explosiones en un esfuerzo por quitar todo el cobre. Solía ​​haber dos monumentales banderas de metal en la parte delantera del platillo. Los ciudadanos comunes ciertamente se han llevado muchos materiales del edificio, pero derribar ese techo de cobre en el interior requería grandes explosiones. Con Kostov y su suplente Bakardzhiev empezó el caos. Era 1997. Ese mismo gobierno fue quien destruyó el mausoleo de Georgi Dimitrov en Sofía. La demolición del mausoleo de Sofía tuvo lugar incluso contra las protestas masivas de la población de la ciudad.






A finales de la década de 1970, se suponía que la ministra de Cultura Lyudmila Zhivkova había estado muy involucrada en las ideas de numerosos proyectos de monumentos.  Ella siempre pensó que la arquitectura era un arte muy especial, ya que no todos pueden dominarlo.  Afortunadamente, los líderes de aquel tiempo entendieron eso y dijeron: Ustedes los arquitectos están locos, hagan lo que quieran. Nosotros nos ocuparemos de la literatura, de la pintura, del teatro, etc., ustedes construyan lo que quieran. Y entonces decidimos construir una arquitectura mundial. Lyudmila, fue muy proactiva. Y también versátil. Estuvo involucrada en relaciones exteriores, con visitas a India y China, etc. Sin embargo, cuando se trata de arquitectura monumental, ella casi no tuvo participación alguna. El monumento de la campana (Monumento a la Bandera de la Paz en el Parque Kambanite) se hizo en Sofía por sugerencia suya. Pero ese es el único monumento con el que estuvo involucrada personalmente.

Construimos el monumento de Buzludzha con el cuerpo de construcción del ejército al mando del general Delchev. La ceremonia de apertura de Buzludzha se llevó a cabo del 27 al 28 de agosto de 1981, después de la trágica muerte de Lyudmila Zhivkova. Es extraño ver imágenes de su padre, Zhivkov, en la ceremonia, inaugurando alegremente el nuevo monumento. ¿Qué iba a hacer? Él era el líder de la nación. No podía mostrar emociones personales en un evento así, y la ceremonia de apertura no se pudo retrasar.

Hoy en día, parece que Buzludzha tiene el potencial de ser una atracción turística importante para Bulgaria. La gente de todo el mundo viene a verlo. Muchos búlgaros también dicen que les gustaría que se conservara. La gente puede querer eso, pero los líderes de Bulgaria no. Están subordinados a los líderes europeos, y estos últimos están subordinados a América. Y los líderes estadounidenses no quieren preservar algo que podrían ver como un símbolo soviético… No tienen ninguna razón para querer eso. Aunque, para ser claros, este no es un monumento soviético. Está completamente libre de esa asociación. Por supuesto, la estrella de rubí se fabricó en la URSS porque no teníamos los medios aquí ... pero aparte de eso, Buzludzha no tiene nada que ver con la Unión Soviética. Allí se celebró el comunismo búlgaro, no el comunismo soviético. Hay que recordar que la primera persona en crear un grupo marxista en Rusia fue Dyado (Dimitar Blagoev), fundador del Partido Obrero Social-demócrata Búlgaro de (1891). Eso fue antes de Georgi Plejánov y antes de Lenin. El primero fue búlgaro. Así que también lideramos el camino allí, en Rusia. La estrella de Buzludzha era la estrella iluminada más grande del mundo, con 12 metros de ancho. Las estrellas del Kremlin tienen 3 metros de ancho, pero las de Buzludzha tiene 12 metros, es la más grande del mundo. Entonces no es un monumento soviético. Es un monumento mundial.

Por su belleza y singularidad pienso que este este magnífico monumento aún podrá conservarse. Me he mantenido al margen deliberadamente de todo esto hasta ahora, para que la gente no diga que quiero más gloria para mí. Ya tuve suficiente de eso. Pero si personas de todo el mundo, no solo de Bulgaria, quieren que esto suceda, entonces eso es lo importante ... y si hay suficiente interés en restaurar el monumento, entonces, por supuesto, debe suceder.”

GIORGI STOILOV (agosto 2015)


No hay comentarios:

BÓLGAR, ¿LA OTRA BULGARIA EN MEDIO DE RUSIA?

Foto:  Yegor Aléiev/TASS   ¿Has oído hablar de la otra Bulgaria? ¿La que está en medio de Rusia? La nación búlgara tiene un “primo” poco con...