lunes, noviembre 08, 2021

¿CÓMO REACCIONAN LOS BÚLGAROS A LA CARESTÍA DE LA VIDA?

La razón de la caída del comunismo no es la que dicen los historiadores. El comunismo cayó porque era triste. Ahora esa tristeza se ha transformado en nostalgia. Claro que, si te dan a elegir entre morirte de hambre o de tristeza, pues eliges no morir de hambre. Porque si hay algo más triste que la pura tristeza es el hambre.

Danila Stoyánova 

(poeta búlgara)


Los hogares en Bulgaria registran una grave presión de los precios sobre sus presupuestos familiares. Si antes uno podía ir de compras con unos 10 o 15 euros en el bolsillo, ahora lo que ha de pagar por las mismas cosas es el doble, y es que los sueldos no han subido. En estos términos se expresa la gente, en general, a la hora de sopesar, a través de sus gastos, el nivel de la inflación, que ha resultado superior a la estimada por los expertos. El ritmo de la tasa inflacionaria anual de Bulgaria sigue acelerándose, y su nivel en septiembre de 2021, frente al mismo mes de 2020, ha sido de un 4,8%, según datos del Instituto Nacional de Estadística.


Un nivel tan elevado de la inflación interanual fue registrado en septiembre de 2012, y el alza en 2021 se ha extendido a casi todos los bienes de consumo y servicios más frecuentes, al abarcar casi u 94% de la cesta de consumo. Así lo pone de relieve un análisis más detallado del Instituto de Estudios Sociales y Sindicales de la Confederación de Sindicatos Independientes, mayor central sindical en Bulgaria. Todo esto es el resultado del alza en los precios del gas, el petróleo y la energía eléctrica. Según datos de la estadística nacional, los precios de los fabricantes en el mercado interno han subido un 3,1% en septiembre, frente a agosto, y un 20,3%, en comparación con septiembre de 2020.Esto explica el encarecimiento de la producción ya en la fase de su fabricación y se traslada inexorablemente a la formación del precio con el que el respectivo producto llega al consumidor final.


Cualquier alza de los precios es un golpe grave para los hogares búlgaros - dice Rositsa  Makélova, secretaria científica del Instituto de Estudios Sociales y Sindicales, y agrega: Casi 1.700.000 búlgaros malviven ahora bajo el umbral de la pobreza y casi 2.300.000 sufren limitaciones de calefacción. La mitad de la población de Bulgaria reducirá sus gastos en calefacción este invierno. Reclama una atención especial asimismo el grupo de las personas de la tercera edad, gente jubilada de rentas extraordinariamente bajas, que se siente conmocionada por cada aumento de los precios. Cualquier alza de los precios golpea asimismo a los padres solteros, a los núcleos familiares con muchos hijos y a los hogares de una sola persona. Es decir, existe un círculo extenso de grupos sociales a los que les pueda resultar imposible sufragar los crecidos gastos del coste del a vida. Según el estudio, que el Instituto suele hacer cada trimestre, actualmente todo trabajador necesita disponer de una renta neta de unos 550 euros, y los núcleos familiares de padres con hijos necesitan unos 900 euros mensuales para mantener un tren de vida normal. No son muchas, sin embargo, los núcleos familiares que caben en este rango de ingresos.


La Confederación de Sindicatos Independientes insiste en una subida de los ingresos que, además, se produzca ya hasta fines del año. Se enfatiza en la exigencia de un aumento sustancial del SMI para el país, como forma para mantener el poder adquisitivo de los búlgaros y, al mismo tiempo, paliar la presión inflacionaria.


¿QUÉ OPINA LA GENTE?

Me mudaré para vivir en el campo, pues allá a uno no le preocupan tanto ni los precios ni las medidas anti-Covid-19. Simplemente ya estamos hasta la coronilla de los precios y de esta pandemia, por la que uno no puede entrar en los grandes comercios. Los precios van siendo subidos de manera artificial. No se puede vender ahora a unos precios especulativos cosas que se habían comprado hace meses. Hasta ahora no me había privado de nada, ahora ya veremos cómo será. Es que a los gobernantes esto de cómo vivimos la gente de bajos ingresos les tiene sin cuidado. El alza del precio de la luz aún no lo hemos sentido palpablemente, y lo de cómo pasaremos el invierno dependerá de la temperaturas de la temporada, que no ser muy bajas, nos permitirán ahorrar. Así explica su idea para escapar de la crisis Petar Minkov, un ex deportista de Sofía.


Tatyana Slavova es una de las personas de la tercera edad, vive sola y, para ella, todo aumento de los precios implica reajustar su presupuesto. Dice estar acostumbrada a vivir con una pensión de menos de 250 euros y calcula que deberá irse privando también de comida: ¿Qué será lo primero que me tenga que comprar? Es que no podemos ya ahorrar en nada, pagar las facturas de los servicios comunales es algo imprescindible y así nos limitaremos en la comida. Soy de la opinión de que algunos de los precios se han disparado hasta en un 50%.


Texto:  Guergana Máncheva. Versión en español por Mijail Mijailov. Fotos: archivo BNR Bulgaria

No hay comentarios:

BÓLGAR, ¿LA OTRA BULGARIA EN MEDIO DE RUSIA?

Foto:  Yegor Aléiev/TASS   ¿Has oído hablar de la otra Bulgaria? ¿La que está en medio de Rusia? La nación búlgara tiene un “primo” poco con...