viernes, noviembre 22, 2019

VASIL LEVSKI, EL APÓSTOL DE BULGARIA


"Debemos tener una sola bandera, y en ella las palabras: 
santa y pura república"
"Son las obras lo que necesitamos, no las palabras”
"Si yo gano, gano para todo nuestro pueblo; si pierdo, pierdo sólo a mí mismo"

VASIL LEVSKI

Resultado de imagen de VASIL LEVSKI"

Bulgaria posee una historia muy fuerte, repleta de dolor y sangre, de luchas constantes, quizás porque se halla estratégicamente situado en el corazón de los Balcanes, puerta de entrada sur desde Asia a Europa. Vasil Ivanov Kunchev, apodado VASIL LEVSKI, fue, sin dudas, el más grande revolucionario y héroe búlgaro por excelencia. Toda Bulgaria admira y respeta la figura y memoria de este fascinante hombre, hasta el punto de ser venerado como a una leyenda. Nació el 18 de julio de 1837, en la ciudad de Karlovo, al sur de los Balcanes, justo cuando el país estaba invadido por imperio otomano (turco) y sus constantes atrocidades. Conocerlas pone la piel de gallina.

La dominación otomana comenzó en el siglo XIV. Recordemos que Bulgaria estuvo sometida a los turcos durante cinco largos siglos. Y eso nunca se puede olvidar. Levski (que significa león), dedicó su vida, su esfuerzo y su energía a la liberación de Bulgaria. También es conocido como el Apóstol de la independencia nacional de Bulgaria. Un líder revolucionario con las actitudes de un león: entrega, liderazgo, destreza, ejemplo y valentía.

Es por ello que apostó, como única salida, por el alzamiento armado de todos los búlgaros contra el Imperio otomano. Siempre inspirado en la Revolución Francesa, imaginaba una república democrática en Bulgaria, donde primase la libertad de expresión, de ideas y de asociación. Los movimientos insurgentes fueron preparados por un comité central revolucionario, del que dependían otros comités repartidos por el país.

Resultado de imagen de VASIL LEVSKI"

En 1869 comenzó la organización de los comités revolucionarios. En 1872 la red de comités clandestinos estaba establecida y comenzaron a atacar al imperio otomano sobre el terreno. Numerosos oficiales otomanos sufrieron estas acciones revolucionarias. Fue el comienzo de la liberación búlgara. La semilla se había sembrado y ya no tenía marcha atrás. Este nuevo concepto de revolución consiguió que todas las clases sociales respirasen un aire de liberación sin precedentes en Bulgaria. Las autoridades otomanas hicieron muchos esfuerzos por capturar a Vasil. Pero se escondió en templos ortodoxos. La mayoría de los búlgaros creen que el Monasterio de Rila fue utilizado como cuartel general por el propio Levski. La figura de Vasil Levski es totalmente desconocida para la mayoría de los ciudadanos occidentales. Y, sin embargo, la historia de los comités búlgaros parece el preludio de algo mayor que vendría después: los soviets y el derrocamiento del zar de Rusia.

Finalmente, Levski fue capturado en una taberna al este de Lovech, cerca de la ciudad de Pleven. Se cree que fue traicionado por un sacerdote de nombre Krastiu. Murió en la horca el 18 de febrero de 1873. Tenía 35 años. Los comités búlgaros siguieron actuando tras la muerte de Vasil, aunque la Revolución de abril de 1876 no llegó a buen puerto, pero si fue el principio del fin de la dominación otomana. En 1878 Bulgaria recuperaría su independencia. Tras la guerra entre Rusia y Turquía (1877-1878), en el frondoso paso de Shipka, rusos y búlgaros acabaron con los cinco siglos de tortura otomana. Y el 3 de marzo, el cual el imperio otomano reconocía la independencia de una gran Bulgaria. Cuando voy a Bulgaria suelo visitar Shipka, el lugar donde los turcos fueron por fin derrotados y expulsados de Bulgaria. En base a ello, cada 19 de febrero el país rinde homenaje a Vasil Levski. Una vocación revolucionaria y unos sueños de libertad que son recordados año tras año en toda Bulgaria. Sin duda, Levski es el gran héroe nacional.

Resultado de imagen de VASIL LEVSKI"

BÓLGAR, ¿LA OTRA BULGARIA EN MEDIO DE RUSIA?

Foto:  Yegor Aléiev/TASS   ¿Has oído hablar de la otra Bulgaria? ¿La que está en medio de Rusia? La nación búlgara tiene un “primo” poco con...